20/5/13

Costa Blanca (210m / 6c+) - Peñón d'Ifach

12 de la noche del viernes, me tumbo en la cama y mi cabeza da vueltas y vueltas... No paro de pensar en mañana, en la vía, en el mar, en el vacío... ¿Cuáles serán las sensaciones? ¿Será difícil? ¿Cómo será el primer largo? ¿Estará muy lavado? 6b sin calentar da miedo... Y el diedro del L2, será tan espectacular como dicen?? ¿Y como será el estado de nuestros cuerpos finalizando la vía; será muy duro el 6c+ desplomado el cual califican como 5 estrellas?? Me sudan las manos, doy tantas vueltas en la cama como pasan imágenes en mi mente... Estoy inquieto, abro los ojos, las 2 de la madrugada! No me puedo dormir, enciendo la luz, le doy un último vistazo al croquis y me relajo, me relajo, me relajo hasta que me duermo soñando que somos escaladores y que por fin ha llegado el momento de escalar COSTA BLANCA


18/05/2013 7:45am 

Apago el despertador, ya no hay tensión y las horas pasan mucho más rápido que anoche. En un abrir y cerrar de ojos estamos a pie de vía listos para empezar lo que será una de las mejores escaladas hasta la fecha...

L0 (III, 15m): Justo a la derecha de la Valencianos iniciamos una trepada que nos da acceso al inicio de la vía. 1 Parabolt con anilla

L1 (6b, 40m): Mataix toma la iniciativa, chapa los dos primeros parabolts y primer apretón que se saca bastante bien con las presas del lado izquierdo. A partir de este paso, seguir escalando con tendencia a izquierda hasta que pasados unos 15 metros seguimos en recto por una placa con presas medianas que hacen agradable la escalada. Montar R1 sobre pequeña repisa con 2 parabolts con anilla.

Primeros movimientos



Llegando a la R1



L2 (6b, 35m): Mismo grado pero quizá un pelín más duro que el L1 dada su continuidad. Salimos de la reunión hacia la derecha a buscar un diedro muy marcado. Buena presa para manos que exige buenos movimientos en X sobre diedro. Conforme ganas altura se pone más vertical, paso un poco más duro a mitad de diedro y pequeña travesía a la derecha para alcanzar la repisa de la R2. 


Mataix disfrutando...





Acabamos el L2 alucinados, "menudos movimientos más chulos, eh?" nos decimos el uno al otro y miramos hacia arriba intuyendo el siguiente largo

L3 (6a, 35m): Largo precioso, con cantos muy generosos sobre un muro ligeramente desplomado que nos da una tregua para ir relajados disfrutando del paisaje... 


Yo en la R2


Mataix a mitad de L3


L4 (6b+/c, 35m): Pequeño destrepe desde la R3 para escalar un muro de unos 8 metros dónde está el primer parabolt. Paso fácil pero expuesto que se protege bien con un friend. Chapo el primer parabolt y empieza lo duro. Superamos un par de panzas que te echan hacia atrás para seguir por un tramo bastante vertical con presa mediana y pasos muy técnicos. Un bidedo, otro monodedo, romos, adherencia peñonera... joder, esto es justo lo que anoche veía en mis sueños!! De inicio a fin no hay casi descanso!! Viva la continuidad!!

Después de haber pasado las panzas

Tomo un respiro y así veo a Mataix en la R3...


Llegando a la R4... Justo arriba se ve la cordada que llevábamos por delante en el último largo


Mataix dándose un respiro...


L5 (6b, 20m): Estamos justo en la R de la travesía de la UBSA. La sensación de abandono no pasa por nuestras cabezas. Estamos excitados, adrenalina es poco comparado con lo que sentimos e imaginarnos en el desplome del último largo nos da energía para continuar y no despertar del sueño en el que estamos...

Mataix empezando el L5
Salimos por la chorrera y continuamos recto a buscar la cueva...


Acabando el L5


L6 (6c+, 30m): Llega la hora de la verdad. Al salir de la R escucho las palabras mágicas.."venga Rober, a por el rotpunkt!" Joder, abro los ojos dos veces, me pellizco, no me creo estar dónde estoy y estar a tan solo un largo de encadenar esta mítica vía... 



Pero despierto de mis sueños y en la cuarta cinta se pinchan mis antebrazos, dicen Ya Basta y me cuelgo...



Salgo del desplome, la cosa sigue vertical pero se aguanta bien. Poco a poco voy llegando al final de mi sueño del cual no quiero despertar... Quiero más largos que escalar, más diedros que surcar y más desplomes dónde buscar el límite de mis fuerzas 

Muro vertical después de salir del desplome
Al final llego a la R, la monto y mi compañero de viaje empieza el largo. Han sido 4 horas de sueños, sueños que hemos hecho realidad, de sensaciones jamás vividas en lo alto de una pared. Mataix llega cocido, sus antebrazos parecen botellas, pero a pesar de todo está contento, igual que yo al saber que estamos fuera, que ya estamos arriba...



Mataix me mira, yo le miro y no nos lo creemos. "Joder que viote tío, menuda pasada!!" me grita...


Miramos atrás... gaviotas, mar, montañas, edificios y nubes, nubes negras que vienen a por nosotros... "Go! Go! Go! que nos pilla la lluvia" le digo y salimos corriendo de la cumbre no por miedo, no porque nos sigan, solo para evitar que las gotas de lluvia nos despierte de nuestro dulce sueño... 


8/5/13

Espolón Pertemba (215 m / V) - El Divino (Sella)

La última vez que estuvimos aquí nos quedamos con muy buen sabor de boca, buenas vistas y gran compañía. Esta vez íbamos a volver a Sella con un aliciente más, venían nuestros amigos londinenses y no podíamos faltar a la fiesta...

Para abrir boca preparamos una barbacoa ...



Ambiente de lo más agradable para sentir que la tranquilidad invade tu cuerpo...



Risas, recuerdos, anécdotas que junto al buen vino hace que nos vayamos a la cama pensando en que vendrá mañana...

02/05/2013

Azul - Descenso  /  Amarillo - Vía
El despertador suena a las 8:00, no hay síntomas del vino de ayer y conducimos por la pista que sale a la izquierda del refugio de Sella. En torno a 1 km y pasada una primera caseta blanca aparcamos (sitio para un par de coches) y seguimos andando pista arriba. A escasos 200 metros vemos otra casa blanca con unos cuadros azules...


Seguimos un poco más y ya localizamos el sendero que nos llevará cerca de los sectores deportivos y al inicio de nuestra vía...



En unos 30 minutos estamos a pie de vía, el cual se localiza pronto al ser un espolón muy marcado a la izquierda de una cueva característica. Además hay un químico indicando el inicio...




L1 (IV, 40m): Escalar recto por el espolón buscando la mejor roca. Al final del largo, llegando a la R, tomad precaución debido a la roca suelta que podamos tirar a nuestro compañero... Montad R1 en buena repisa con dos químicos



L2 (V, 45m): El largo clave de la vía. Bonita placa técnica en la que encontraremos uno de los dos clavos que hay instalados en toda la vía. Salir de la R con tendencia a la derecha para coger una fisura en la que se puede proteger con algún fisurero y varios puentes de roca. Seguir recto y unos 5 metros antes de llegar a la R hacer pequeña travesía a la izquierda para montar la R2

Berta acabando el L2:


L3 (IV, 40 m): Salimos recto con tendencia a la izquierda, pasamos un cordino por un puente de roca (hay un cordino viejo) y seguimos por terreno muy fácil con tendencia a la derecha

L4 (IV+, 30m): De nuevo salimos recto por un diedro con algo de vegetación. Una vez superado, llegamos a una placa en la tenemos que ir hacia la izquierda a buscar un cordino que nos indica que la R4 está cerca...

Una vez pasado el diedro con vegetación... Berta asegurando desde la R3


Berta acabando el L4


Disfrutando de las vistas...


L5+L6 (IV+,50m): Salimos de la reunión en recto y a escasos 15 metros me encuentro con la ¿R5?... Como llevamos cuerda de 60m, sigo hacia arriba por una fisura que se deja proteger bastante bien al principio. Chapo un clavo, paso un puente de roca y sigo unos 7 metros sin nada en terreno vertical para llegar a lo que sería nuestra R5. Cuidado al llegar dado que hay muchas rocas que se mueven...


Una vez en la R, salimos con tendencia a la derecha por terreno fácil, plegamos las cuerdas y buscamos el camino de bajada.

Básicamente seguimos recto desde la salida de la vía hasta que el muro de roca cede y podemos girar a la izquierda. Seguimos subiendo con tendencia a la izquierda, buscando el precipicio hasta que vemos un hito que nos marca el inicio de la bajada.


Hacemos un pequeño destrepe y a la altura de una cueva característica vamos con tendencia a la izquierda (mirando al valle) en busca de un rápel desde un puente de roca con unos cordinos


Después de montar el pequeño rápel, a escasos metros nos encontramos con el siguiente (ambos son de unos diez metros)



Plegamos cuerdas y seguimos descendiendo por la terraza en diagonal hacia la derecha. Una vez llegamos a la terraza intermedia, giramos a la izquierda y seguimos descendiendo por terreno fácil. Antes de llegar al suelo, pequeño destrepe para alcanzar el tercer y último rápel que haremos en la bajada


Montando el rápel


Desde aquí, y con unos 15 metros, llegamos al suelo con el buen sabor de boca de haber completado un buen día de escalada.

Solo por esto ya vale la pena hacer esta vía